miércoles, diciembre 21, 2005

He pronunciado su nombre
sin darme cuenta
caminado,
en la fila del banco,
explicando los gerundios,
participios
y los infinitos silencios
en los que habito.
He tocado mi piel
recordando,
he sentido el anuncio
de una cascada de tristeza
pronunciándolo.
He reído por su ausencia
sola, sin llorarlo
midiendo el brillo de mi mirada
a través de las lágrimas.

Y la hoja se mueve
el pájaro vuela
miro a lo lejos otro sueño
que camina acompañado
por límites de lo imposible

¿dónde estás?

por qué se fue tu cuerpo del mío
pienso:
te llegó la conciencia,

recriminaciones sociales

¿Qué hice yo para olvidarte?

mencionarte
letra a letra
aroma y sensación
texturas suaves
y placentero sueño de mi cuerpo.

No vengas más nombre,
no me busques
en clase
en sueño
ni en deseo
no me asaltes, por favor, nunca
el recuerdo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Cronopio de myspace.
Parece que me leiste el pensamiento , y sentimientos. Justamente estaba divagando en ciertas cosas parecidas a las que expresas aqui.
Que forma tan exquisita de plantearlo.

Cronopio fugitivo dijo...

Quien de la memoria hace alimento perpetuo, y se fuga en sueños
que atormentan el presente,
corre el peligro de olvidar el ahora y de vivir el sueño de una existencia sin vida...

Cuidese!!