domingo, febrero 06, 2005

Cierras en tu vida ciclos
con el optimismo de que otros vienen
abriéndose paso, pisándose unos a otros,
luchando por estar aquí
a nuestro lado.
Sientes temor,
no sabes qué es lo que vendrá.
Excitación, gritas y dejas
que el silencio muestre la música-poesía
que tiene para ti.

Desvélate con la incertidumbre
palpando sin ciencia cierta
el lado más frio de tu futuro,
entíbialo con tus dedos, acarícialo,
sabes que este no vendrá
tocando timbres
sencillamente, como todo lo bueno en tu vida
llegará.

Piensa en los demás
tiende puentes para que ellos
vengan a ti, te tomen de la mano
y puedas caminar.

Es preciosa la soledad
pero creanme: a veces siento que ya llegó
el tiempo de dar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto, pero a veces si no sabes como convivir con la soledad terminas muriendote.... Saludos d Nekoyashita

Anónimo dijo...

¿Te gustaría extenderte más en el tema? Me refiero al hecho de contemplar la posibilidad de dar y dejar de lado la soledad que de alguna forma es egoísmo, me gustaría leerte.

angel dijo...

Hola, te invito a recorrer los poemas que tengo en mi blog. Espero te guste y desde ya te doy la bienvenida más cordial...saludos