lunes, junio 20, 2005

Una cronopia pequeñita

Yo quería ser un cronopio
un cronopio pequeñito de sensibilidad
y corazón de alcachofa cocida
para que cuando una esperanza me apachurrara
el corazón
salieran lágrimas;
jugo de emociones cocidas.
Yo quería bailar tregua y cantar
mis canciones preferidas, alzar mis bracitos
sosteniendo al sol, ser aplaudida por un público
lleno de famas extáticas
mirando con los ojos de plato sopero
a su cronopio protagónico.
Yo recorrí muchos kilómetros con Julio
bajo los ojos, sobre la memoria y en mis sueños.
Creaba en mi imaginación una declaración
amorosa… que me dijera bajito
apenas que se escuchara un poquito:
Te amo por ceja
no por ser un cronopio que no encuentra
las llaves de la puerta
pero los cronopios, sólo aman a otros cronopios
porque son comprensivos
y la soledad es menos amarga
cuando se acompaña con uno de estos
bichos verdes.
Yo quería ser uno de ellos
pero el destino me ha obligado
a ser una fama mortal.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, la verdad que justo vine a leer esto en un dia muy especial para mi, y despues de ver esto www.msnbc.com/modules/yip04/dw.asp?nStartOn=2, me sensibilizo mas. que loco que es esto de internet, algunas veces, sirve para darse cuenta lo que uno es y como piensa, y lo mas loco es que del otro lado del mundo o a distancias cercas, hay gente que piensa y siente igual. gracias por haber escrito esto, para asi yo encontrarlo de casualidad y leerlo

lavacamariposa dijo...

me recuerda a Cortázar.......

Cloé Sole dijo...

uuuuuufaaa q rico tu escrito...

caray..

pobres bracitos elevados al sol.. se quedarán esperando.. como buena fama..

alguna fama que llene soledades e ilusión..

saludos..

Sonia Paredes dijo...

Seria hermoso haber sido cronopios no lo somos pero es emocionante el saber que hay otros que tambein lo hayan querido ser. escribes increible

Anónimo dijo...

entre aqui por casualidad, y amo este escrito, amo a cortazar y bueno... me gusta como escrive^s, felicitaciones