martes, enero 08, 2008

Tengo alas

Tengo alas que no saben volar
me pesan y camino
cada día un poco más
encorvada.

Tengo alas que no son de ángel
no son de pájaro
pues me arraigan al asfalto
a los camellones sucios,
a las coladeras tapadas, fétidas, de esta ciudad.

Tengo alas
y no sé volar
ni con el pensamiento
ni en sueños


No sé volar
no sé volar
no sé
cómo volar en una ciudad
que respira odio
en donde paso a paso, en avenidas y banquetas
me encuentro con mi propia y negada soledad.
No puedo
volar
con las sombras de los edificios
congelando mi piel.

13 comentarios:

Jorge A. Gauna dijo...

escalo la montaña mas alta..sufro, pero llego hasta lo mas alto, entonces, puedo ver a todos los demas, debajo de mi... pequeños, indefensos...
y antes de emprender el vuelo, decido regresar...


Jorge A. Gauna

satira dijo...

uff yo tampoco puedo volar a veces solo es cuestion de ver mas alla del paisaje...


saty : )

Alma Jimenez dijo...

Gracias, satira. A veces sólo hay que cerrar los ojos y dejarse llevar con el viento. Por muy pesada que una sea, siempre se podrá volar.

Marlina Diaz dijo...

Y abrimos la puerta.
sin usuarios ni sorpresas.
al final lo que nos va quedando.
ya no importa mucho.
puesto que ayer nos quedo mucho.
y mañana se nos fue.
y sin tener mucho de nada.
aprendí a volar, sin las malditas alas.

ReD dijo...

Te extraño nena.

Y el poema tiene demasiado dolor y soledad.

Anónimo dijo...

Ahí me tenéis en uno de esos días
en los que nadie te coge el teléfono
y las paredes se te echan encima.

Yo sé que siempre hay salida,
pero saber que todo irá mejor
no quita que me sienta hecho una porquería.

Quizá la clave para ser realmente libre sea:
Reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites.
Ser honesto con uno mismo,
centrarse en lo importante y olvidarse del ruido

La letra no es mia, pero creo que refleja muxos sentimientos semajantes a tu manuscrito, que por cierto es precioso. FELICIDADES!!!

I. dijo...

Lo que escribís es muy bello. Quisiera invitarte a que participes de Se puede ver, un blog de poesía visual. Puedes envíar el material que desees a sepuedever@hotmail.com.

Saludos, desde Buenos Aires.

I.

http://se-puede-ver.blogspot.com/
http://nada-disponible.blogspot.com/

Anónimo dijo...

xcias por acerme pensar y ver la vida de otra forma

lanobil, dijo...

Cuando no sabes el por qué, el mundo se me agota bajo tus alas.
Un saludo y espero que puedas visitarme

poLa* dijo...

a mí me gusta pensar en que algún día tendremos alas...

--tu blog es sublime, me declaro asidua aunque veo que hace mucho no te metes--siempre encuentro en él algo nuevo al releerlo...

salu2

Memo dijo...

Está bueno eh, felicidades, creo que le falte final a tu poema, pero en general bien.

pepelepunk dijo...

Que nostalgia con su poema. Los momentos de infinita soledad tambien vuelan, se van lejos, y con ellos, polvo que irrita los ojos.

Buen texto srita.


*Saludos*

poeta71 dijo...

¿quien no quisiera volar?
¿pero, que te lo impide?

Muchas veces nosotros mismos, lo problemas, el amor, la indiferencia...
yo muchas veces he volado, he caído, pero gracias a Dios me he levantado.
Muy bello el poema.
Gracias.